Concert Review of Signat l'amic del Cor- Barcelona Clàssica

Click here for full article.

Un mar de dulces canciones

Viernes 5 Julio 2019

Anoche, en la Sala de Ensayo del Orfeó Català del Palau de la Música Catalana, tuvo lugar un concierto muy especial con motivo del inicio del curso-ciclo de conciertos Barcelona Festival of Song, que llega a su 15ª edición capitaneado por una resiliente Patricia Caicedo que lució una voz luminosa y tierna para reivindicar la canción ibérica y latinoamericana en catalán, castellano y portugués.

Era una ocasión especial, porque se estrenaba un nuevo ciclo de canciones encargado por el festival a Nicolás Gutiérrez, un joven compositor estadounidense de origen colombiano que se mueve entre el post-romanticismo y la nueva creación, con la inclusión de sonidos del mar -el leitmotiv de este año- y aires debussinianos. Una muestra más de lo que vivimos la semana pasada con Marc Migó en el Ateneu, esta desacomplejada aceptación de la belleza -en este caso de forma mucho más evidente- en la música del siglo XXI en Estados Unidos.


El ciclo lleva por nombre Signat, l’amic del cor (Firmado, el amigo del corazón), y pretende ser un homenaje a la relación de amistad entre Carlos Duarte y Màrius Sampere, por lo que Gutiérrez ha puesto música a algunos de sus poemas que hablan de la vida, de el amor, la amistad y la naturaleza. "Collirem els estels" (Duarte) comienza dulcemente a capella, con una línea muy melódica que convive con los sonidos de la naturaleza y se van alternando pasajes con voz sola y piano, interpretado por Nikos Stavlas. "Naveguem entre somnis" (Duarte) trata de palabras y colores de manera tierna y envolvente, con una Caicedo que desprende arte por todos sus poros. Muy emocionante fue "Mare, no em renyis", con una línea melódica inteligente. Contó con la emotiva inclusión de la voz de Sampere registrada en una interpretación donde había muy buena compenetración con el piano. El ciclo es bastante transparente armónicamente, como el agua que homenajea el festival, evita la densidad armónica y la sobrecarga emotiva, desplegando las melodías de forma sutil y evocadora. "Capvespre" (Duarte) nos situaba perfectamente al ambiente nocturno, tranquilo, de serenidad y melancolía, y "Estic viu, i tu?", de Sampere, acababa con la emotiva frase "Firmado, el amigo del corazón" . Y se hizo el silencio.

Continuábamos con el brasileño Claudio Santoro, que presentaba Amor en lagrimas, con cierta inquietud al piano y una melodía en tono menor que requería una vocalidad delicada y melancólica. El colombiano Jaime Leónestuvo presente con dos canciones dedicadas a Cartagena de Indias, y una de ellas es un arreglo a partir de Adolfo Mejía. Patricia Caicedo recordó el vínculo de esta ciudad con el mar y por ello la inclusión de las canciones en el concierto. A mi ciudad nativa es vigorosa y fue interpretada con una voz muy clara, siempre con una dicción ejemplar y grandes fraseos emitidos por un instrumento que luce muy al agudo y tiene un centro sólido. Cartagena es movida, con juegos rítmicos pero, al mismo tiempo, con una melodía expansiva.

Alfonsina y el mar es una canción conocida por toda la sala y cantada a menudo al BFOS. Esta canción de Ariel Ramírez imprime un aire sensual y, al mismo tiempo, con momentos dramáticos. Caicedo estaba muy desenvuelta y dominaba los reguladores con maestría en una página llena de sutilezas. A continuación llegó Toldrà, con Festeig, a partir de Joan Maragall, una música que transmite mucha calma y serenidad pero también con momentos de pasión, al igual que la vida de los enamorados. Caicedo se armó de todo su bagaje e hizo una versión muy tierna e íntima. El brasileño Waldemar Enrique nos ofrecía Valsinha de Marajó, con un ámbito ancho y dos estrofas bien diferenciadas, la primera con arrebato y declamaciones y la segunda más piano. La soprano mostró, a lo largo de todo el recital, una elegancia natural en el escenario y experiencia en el drama.

Ya hacia el final del recital llegó Oscar Lorenzo Fernandez con Modinha, con una melodía que se repite en tesitura central pero con crescendi hacia el agudo. Frederic Mompou aportaba más riqueza armónica con Jo et pressentia com la mar y una línea melódica ondeando en la zona aguda. El recital se cerraba con la diosa del mar Dona Janaina, seductora y fértil. La canción dedicada a ella, de Francisco Mignone, tenía puntos staccato, velocidad en el agudo y un forte disonante que terminó como una invocación. Los artistas ofrecieron dos bises, uno en homenaje a Conxita Badia, El pájaro azul, y otro de Jaime León, A ti, muy tierno, acariciando el agudo.

El rol de Patricia Caicedo fue iluminador y lleno de magia, la magia de preservar el repertorio no sólo como excelente cantante, sino como musicóloga y gestora cultural, como es el caso del Barcelona Festival of Song, una cita veraniega que sería necesario que los barceloneses conocieran más, ya que gran parte del público de ayer era extranjero. En cualquier caso, el programa estaba muy bien tejido, con una homogeneidad de estilo a lo largo de todo el recital, a pesar de las particularidades de cada compositor, pero que no dejan de ser los herederos del Romanticismo europeo colonizador.

Interview with Barcelona Clássica

Click here for full article.

Nico Gutiérrez: "La música me ha enseñado que en la vida hay mucho amor que dar"

Miércoles 26 Junio 2019

El compositor norteamericano Nicolas Gutiérrez nació en Colorado hijo de pares colombianos, músicos los dos. Ha estudiado composición clásica en el TCU Texas Christian University donde su padre es el director musical y, posteriormente, se ha especializado en música para cine y televisión con una beca al Columbia College Chicago que le da la oportunidad de ir a los Angeles de hacer prácticas con Mark Isham. Este músico apasionado y romántico es el compositor residente del Barcelona Festival of Song 2019 con un ciclo de canciones titulado "Firmado, el amigo del corazón", que habla de la amistad que hubo entre Carlos Duarte y Màrius Sampere.

Has vivido la música desde pequeño.
Mi padre es director de orquesta y mi madre cantante y hace años cantaban en coros de música folclórica colombiana. Siempre se me llevaban a los conciertos y ensayos porque no tenían canguro y a veces acababa en el escenario! De pequeño empecé a estudiar violín, pero no me gustó demasiado hasta que a los 7 años me inicié con el piano. Aquí comienza mi educación musical seria hasta que fui a estudiar en el Fort Worth Academy of Fine Arts, donde empecé a cantar y con el canto tomé conciencia de la música integrada en el cuerpo. Uno siente una conexión más fuerte cuando canta.

¿Cuándo te llega la Vocación de compositor?
En la Fort Worth Academy of Fine Arts hice un curso de composición y vi que tenía aptitudes, y mis padres me apoyaron mucho. Tenía 14 años y empecé a plasmar mis intuiciones. Primero estudié en Texas en el ámbito de la música clásica pero como hay mucha división entre la música de concierto y la música de cine, me decanté por la segunda y tuve que aprender mucho de tecnología aquí, en Chicago, que es donde vivo ahora. La tecnología es parte de la música de hoy. El cine ha sido también fundamental para mí, de pequeño vi mucho y con mi hermano grabábamos mini películas y yo ponía música. Con Mark Isham fue muy intenso y trabajé en proyectos para películas, preparando los partituras parciales de orquesta, aprendí mucho en el campo sinfónico y sobre todo como es el mundo profesional. Después de las prácticas comencé a orquestar y a hacer arreglos incluso para una película de Netflix. Pero me di cuenta que no tenía tiempo para la música de conciertos y que la televisión no me llenaba tanto.

¿Cómo entras en contacto con Patricia Caicedo?
La conocí en Texas, ya que vino invitada en el festival de música iberoamericana organizado por mi padre. Me encargué de ser su asistente e hicimos mucha amistad porque teníamos muchas cosas en común. Es increíble lo que llega a saber de canción latinoamericana y me entusiasma lo que hace. Un verano hice un tour por Europa y cuando estaba en Barcelona coincidí con el Barcelona Festival of Song, la ayudé con temas de logística y finalmente me encargó un ciclo de canciones para el año siguiente, el 2014. Por lo tanto, esta es mi segunda vez como compositor residente. La primera vez compuse canciones con letras de mi abuelo, que tenía que viatjar mucho entre Tolima y Bogotá y en las fotos detrás escribía poemas de amor.

Este año vuelves a ser compositor residente con Firmado, el amigo del corazón. ¿Cómo has trabajado los poemas en catalán?
Entiendo el catalán un poco, en cierto modo se parece al castellano. Lo que me ayudó mucho es que Patricia me enviara las traducciones de los poemas de Màrius Sampere y Carlos Duarte. Tuve la suerte de recibir también los poemas recitados de Patricia e incluso de Carles Duarte, con lo cual entendí mucho la musicalidad del idioma. Esto fue una gran inspiración para mí. Hay tres poemas de Duarte y dos de Sampere y encontramos una carta en forma de poema de Sampere a Duarte que acababa con "Firmado, el amigo del corazón". Esto dio nombre al ciclo que trata del amor y la amistad como valores universales.

¿Qué es lo que más te inspiró?
Me impresionó mucho la letra de Carlos Duarte, habla de la naturaleza, de la experiencia de la vida, de la esencia del ser humano y del agua. Por eso el tema central del BFOS de este año es el agua. Lo he impreso con un estilo muy romántico pero pongo elementos electrónicos y, de fondo, el de sonido de mar.

¿Has escuchado algún fragmento de la versión de Caicedo de tu ciclo que se estrenará el día 4 de julio en el Palau de la Música?
Sí, he escuchado fragmentos. Y realmente he escrito el ciclo para ella, con lo cual se siente muy cómoda porque hemos trabajado codo a codo. Cuando actúa, ella cuenta una historia, es una gran cantante y una gran actriz. Su voz es muy artística en todos los sentidos, es muy sensible, le das una canción y le da vida. Imprime carácter y autenticidad en cada poema sin perder su esencia.

¿Qué se has impreso de tu carácter en el ciclo?
Soy muy romántico y apasionado, y hace un año tuve un accidente de coche muy grave que me hizo ver que no era feliz en Los Angeles y decidí volver a Chicago. Con este episodio me di cuenta que hay mucho amor que dar. Mi carácter siempre ha sido melancólico por influencias de la música colombiana, pero ahora mi música es más optimista, y eso se plasma en el ciclo.

Nico Gutierrez premieres his new piece at Trinity Episcopal

Click here for full article.

Sometimes we in Fort Worth enjoy the world premieres of new theater works or are privileged to be the first to see a new art exhibit, but that seldom happens in the realm of classical music. The Van Cliburn Competition premieres a new piano piece every four years, and Fort Worth Symphony Orchestra has given us the first hearing of new orchestral works. However, this weekend, the Trinity Episcopal Church choir will bestow upon us the first-ever performance of Nicolás “Nico” Gutiérrez’ Requiem for the New World.

Gutiérrez is a TCU graduate who used to be a member of Trinity’s choir. Now 25 years old, he has worked in the music department of several documentary and fiction films (including the upcoming Dumplin’, with Jennifer Aniston), but he aims to be a composer for the concert hall. He has cited medieval choral composers such as Palestrina, Gabrieli, and Thomas Tallis as his musical inspirations, and his new work takes up specifically Latin themes while meditating on death and the afterlife. The premiere will be held on All Souls’ Day, with an encore performance on the following Sunday afternoon.

The performances are 7pm Fri & 2pm Sun at Trinity Episcopal Church, 3401 Bellaire Dr S, FW. Admission is free, but a $10 donation is requested. Call 817-926-4631.

Piece named best show at Bass Hall

Click here for full article.

Show at Bass Hall in Last 12 Months

Critic’s choice: Fort Worth Youth Orchestra’s tribute to Willa Dunleavy. The Fort Worth Youth Orchestra, TCU Choral Union, and Chisholm Trail High School Chorale performed a memorable and heartfelt tribute concert for a popular supporter of the arts last May — after several years as the youth orchestra’s executive director, Dunleavy retired earlier this year. A work for orchestra and chorus, “Give her Music,” was commissioned by the youth ensemble in Dunleavy’s honor. That premiere, deftly guided by FWYO music director German Gutierrez and masterfully performed by the young musicians of the FWYO, was a real tearjerker. 

Barcelona Festival Song celebra sus 10 años con una edición de 9 conciertos

Click here for full article.

Barcelona, 19 may (EFE).- El Barcelona Festival of Song celebra el X aniversario con un programa especial que incluye nueve conciertos de música ibérica y latinoamericana, no limitados a la canción de concierto sino abierto al repertorio para piano (Granados), voz y guitarra, flamenco, y voz y piano.

Según ha informado hoy el festival, el concierto inaugural tendrá lugar el 26 de junio en Arts Santa Mónica a cargo de la soprano Patricia Caicedo y el pianista Nikos Stavlas, que harán un recorrido por Iberoamérica con obras en catalán, castellano, portugués, naualtl y quechua.

El tenor brasileño Lenine Santos ofrecerá un concierto de música brasileña con canciones que van desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

La pianista catalana radicada en Sydney Carolina Estrada actuará en el Instituto de Estudios Norteamericanos con un programa dedicado al piano de Granados y Falla; y la soprano Estefanía Perdomo, acompañada por el pianista José María Curbelo, protagonizará un concierto con obras de compositores de Cataluña y Canarias, en el que también estrenarán unas canciones inéditas de Alicia de Larrocha.

El festival dedicará una exposición al cantautor chileno Víctor Jara con obras de la ilustradora Bea Simón, inspiradas en su canción "Te recuerdo Amanda", pilar del movimiento de nueva canción latinoamericana.

El Barcelona Festival Of Song rinde este año homenaje a la soprano catalana Conchita Badía, una de las primeras intérpretes del repertorio español, catalán y latinoamericano.

El Barcelona Festival of Song se hermanará este año con el festival Dein Lied, que nació en Rothemburg (Alemania) inspirado por la idea del festival de Barcelona.

Para celebrar este hermanamiento se presentará un concierto de lied alemán a cargo del barítono Christoph Von Weisel y el pianista Ulrich Pakush.

El festival, que lleva diez años premiando a jóvenes compositores, distingue en la presente edición a una joven promesa de 20 años, el pianista y estudiante de dirección de orquesta Nicolás Gutiérrez, nacido en EEUU de padres colombianos, que estudia en la Texas Christian University.